lunes, 20 de julio de 2009

Afrodita Urania, la Venus de Libra

Afrodita Urania, la Venus de Libra

El segundo modelo de Venus, se relaciona con el planeta cuando se observa al atardecer, descrito por los antiguos mitólogos como Ishtar de Asiria. Esta deidad femenina sale a la escena del mito como una divinidad guerrera, al mismo tiempo que diosa del amor. Casada con Ashur (Ares, Marte), acompañó a su esposo en sus expediciones guerreras," cubierta de combate y revestida de espanto ".

Los asirios la representaban montada sobre un carro tirado por siete leones y llevando un arco en las manos. Los siete leones tirando el carro celeste, simbolizan la potencia creadora y ordenadora del séptimo signo zodiacal, es decir, Libra o la séptima Casa, el área de los competidores y rivales, el matrimonio.

Por otro lado el arco nos habla del principio masculino de este modelo. (Libra es un signo masculino) El arco tiene flecha, y la flecha siempre encierra un sentido fálico, macho, pues la flecha penetra; flechando, el Amor, hijo de Venus, ejerce su papel de fecundación. La simbología del arco, también nos lleva a la representación de las fases medias del planeta, mostrando la dualidad luz-oscuridad. En este esquema simbólico aparece lo Masculino y lo Femenino en un sólido abrazo. Venus, el amor les sirve de plataforma y la balanza representa el equilibrio entre esas dos fuerzas naturales.

Otra representación de Venus en Libra, con atributos masculinos, la encontramos en la cultura helena, donde aparece bajo el nombre de Afrodita Urania, o Afrodita la celeste que era la divinidad del amor puro, del amor ideal. Mientras que la Afrodita Pandemo o “vulgar”, del modelo anterior, llamada también Porne (no se si eso os suena a algo, pero debiera) era la diosa del amor impuro y venal, que favorecía a las cortesanas.

La Afrodita Urania tenía sus templos en Atenas, en Argos, en Sición y en Sicilia tenía su más célebre templo en la cima del monte Erice. Lugar privilegiado donde el horizonte oeste se hunde en lo profundo del horizonte marino. En Sición se veneraba una estatua crisoelefantina de Cánaco, en la que la diosa aparecía tocada con el “polos”. La nobleza y la decencia eran las características principales de esta imagen que representaba a Afrodita Urania.

Pero no conviene olvidar que se trata un antíguo modelo guerrero, es Esparta se la veneraba particularmente y se la representaba con armas y casco, donde se puede ver un reflejo de la Instar guerrera de los babilonios.

Los atributos y los objetos con los que la presentan nos aclararán un poco más su contenido simbólico. En unas representaciones lleva un cetro en una mano y una manzana en otra. El cetro es un símbolo masculino y fálico, prolonga el brazo y significa poder y autoridad. El cetro de las diosas egipcias era símbolo de la alegría que proporcionaba el gozo de poder ejecutar sus voluntades. Dicho de otro modo en lenguaje llano, el cetro simboliza el placer de hacer lo que le viene en gana. Clásico placer de las personas nacidas con el Sol en Libra.

El símbolo del cetro va derivando a través de los tiempos hasta convertirse en flor de lis, pero manteniendo el mismo significado simbólico. La flor de lis se valora no por la flor sino por los rizomas alargados de la planta de la cual se extrae un aceite esencial con el que se crea un perfume afrodisíaco veinte veces superior en precio al aceite esencial de rosa. Su suave aroma de madera vieja y violetas trastorna el sentido de la lógica y conmueve al amor. Este perfume fue el favorito de las mujeres de los Médicis, que reinaron en Florencia en el siglo XIII y en España siglos después.

El modelo de Venus en Libra influye en la mujer haciéndola elegante, cuidadosa en el vestir, con estilo y gracia personal. Suelen distinguirse por sus buenos modales, por su elegancia, por su singular prudencia y por su diplomacia en el trato con los demás. Sus naturales tendencias amables y su personalidad divertida y atrayente hace de las mujeres Libra las mejores compañeras.

Tampoco conviene olvidar que Eros y Cupido y eran dos diminutos dioses que siempre acompañaban a Afrodita, lo que significa que en tono a ellas se generar estados eróticos y sentimentales, pues sus inseparables compañeros despiertan el erotismo y el amor, tenga la edad que tenga la mujer Urania.

Son mujeres que poseen un atractivo irresistible por su simpatía, inteligencia, sentido de la oportunidad y ocurrente expresividad, además tienen inclinación al comportamiento afectuoso y sienten lástima por la desgracia y el sufrimiento ajenos. Son tan compasivas que sólo dicen la verdad cuando están seguras de que ésta no perjudica o hiere los sentimientos o el orgullo de los demás.

Cuando se encuentra entre personas que le son afines, se comporta de manera dulce y refinada. Posiblemente sea la mujer más sociable de todo el grupo zodiacal. Una de sus especiales virtudes es que tiene una especial facilidad natural para convencer a los otros empleando argumentos amables. Su inteligencia es muy dilatada, aunque preferentemente tiende a usar la vastedad de su mente para cuestiones artísticas o estéticas. Su mente es tan poderosa que en ocasiones suelen experimentar una especie de presciencia.

En el aspecto menos grato, la influencia de Venus la puede hacerla mentalmente dispersa, quiere abarcar tantas cosas que su mente fluctúa indagando sobre objetivos diferentes y frecuentemente le resulta difícil concentrarse sobre los asuntos más corrientes como el trabajo y las obligaciones hogareñas. En general no suele ocuparse con la debida seriedad de los problemas materiales o no actúa según los usos generales.

Se puede reconocer a la mujer ifluídas por este modelo de Venus porque te mira a la cara cuando escuchan, pero cuando hablan, mueven los ojos hacia arriba. Se incomoda con facilidad, pero recobra la ecuanimidad con rapidez. A pesar de la aparente dulzura es una mujer de carácter fuerte, no da su brazo a torcer jamás. Detesta el esfuerzo, pero cuando se activa, sobrepasan todas las previsiones. Su talón de aquiles es que necesita compañía, siente horror por la soledad y, tiene un espíritu de contradicción muy arraigado, contradicen con buenas palabras, eso sí.

El prototipo femenino siempre es una mujer elegante que cuida su manera de vestir y su figura. Su aspecto siempre es pulcro, procura perfumarse con aromas ligeros. El cuerpo de esta mujer tiende a tener forma redondeada, sin mucho desarrollo muscular ni de fibra, algo parecido al prototipo de mujer de los años 20, casi siempre bien formada y de aspecto atractivo y sensual.

Es un modelo de mujer que basa una buena parte de su efectividad y de su vida sexual, en la amistad con su pareja. En el amor es bastante mental, decidida e imaginativa y tiene la extraña necesidad de hablar en la cama. Amante de lo poético, tiende a tomar iniciativas en el amor. Casi todas tienen una canción favorita, le excita el perfume, todo ha de ser bello, pero tienen siempre una pulsión un deseo raro o una fijación sexual un poco especial.

Este modelo de mujer no es exclusivo de quienes han nacido con el Sol en Libra, ni mucho menos, pues desde Leo hasta Sagitario pueden tener a Venus en el signo de Libra, además cualquier mujer que tenga la Luna o el Ascendente en Libra, será notablemente poseída por este modelo divino y siempre se notará su influencia, no sólo en el aspecto físico, que combina la belleza, la gracia y la elegancia sinó un temperamento simpático, atrayente y seductor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario